Acusan de manipulación política contra dreamers

Washington.- El rotativo estadounidense de “The Washington Post” acusó este lunes a la Casa Blanca, legisladores republicanos y demócratas del Congreso de utilizar como “moneda de cambio” a los dreamers para obtener concesiones en seguridad fronteriza, incluido el muro.

En su principal opinión institucional, el influyente rotativo capitalino deploró que el futuro de los cientos de miles de jóvenes se encuentre en este momento en manos de “políticos vacilantes” buscando ventajas políticas.

“El regateo en relación con los “dreamers” muestra la disfuncionalidad de Washington en su peor forma”, lamentó en el editorial titulado “Los dreamers, una ficha de negociación en el Congreso”.

En ese sentido, el diario señaló que a pesar de que los jóvenes enfrentan un plazo a partir de marzo del próximo año para evitar ser deportados, el Congreso hasta el momento no ha ofrecido ninguna ruta legal para que permanezcan en el país donde han crecido, estudiado, trabajado y pagado impuestos.

“En su lugar, los “dreamers” convertidos en una ficha de negociación, mantenidos como rehenes por políticos que buscan ventajas políticas en las interminables batallas partidistas de Washington”, indicó.

Por ello, señaló en particular la presión de los sectores más duros de los republicanos que pretenden “demandas maximalistas” a cambio de un alivio migratorio para los dreamers, incluyendo el financiamiento al muro en la frontera y la reducción en la inmigración legal.

Sin embargo también acusó a los demócratas por haber fracasado en aprobar algún tipo de legislación de protección para los indocumentados en los últimos 15 años.

“Ahora los demócratas amenazan con bloquear una iniciativa obligatoria del gasto público, potencialmente cerrando el gobierno, a menos que la medida sea enmendada para resolver el estancamiento. Los republicanos dicen que eso es inaceptable”, acotó.

Aunque los republicanos han presentado una iniciativa de ley que busca proteger a los soñadores, incluye un condicionamiento para que no puedan regularizar a sus familiares durante un periodo de 15 años.

En contraste, los demócratas favorecen la más generosa iniciativa de ley “Dream”, que abre la puerta no sólo a la regularización de los indocumentados y sus familiares, sino también una ruta especial para obtener la ciudadanía estadunidense bajo ciertas condiciones.

The Washington Post hizo notar la posición del presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, quien sostuvo que el Congreso trabaja una solución para los “dreamers”, aunque el legislador aclaró que se requiere agregar algún tipo de protección fronteriza.

“Esto sugiere que los republicanos están más interesados en extraer concesiones que en proteger a cientos de miles de inmigrantes que han construido sus vidas en este país. No es exactamente una receta para la esperanza”, finalizó el Post.