Putin: “No soy mujer, así que no tengo días malos”

Cuando el cinematógrafo estadounidense Oliver Stone le preguntó al presidente ruso Vladimir Putin si alguna vez tenía días malos, este respondió: “No soy mujer, así que no tengo días malos”.

Y luego el mandatario ruso elaboró más sobre su respuesta, para decir que hay “ciclos naturales” en la mujer que afectan el comportamiento, según la agencia estadounidense Bloomberg, que tuvo acceso anticipado a la nueva serie documental de Stone que perfila a Putin.

Aunque el canal de televisión Showtime subió a su canal de Youtube seis clips del documental de cuatro partes —que se estrena en EE.UU. el próximo lunes— en los que el líder de Moscú critica a la OTAN y defiende al exanalista Edward Snowden, fue su declaración sobre las mujeres la que más ha ocupado los titulares de medios internacionales.

Ya en enero Putin había hecho un comentario controvertido sobre las prostitutas rusas como “mujeres de baja moral, aunque son las mejores del mundo” cuando le preguntaron si el entonces candidato a la presidencia de EE.UU. Donald Trump frecuentaba a trabajadoras sexuales en el país europeo.

En otra de las polémicas declaraciones que citó Bloomberg, el presidente ruso le dijo al director del documental que “preferiría no entrar a la ducha (comunal)” con un hombre homosexual. “¿Para qué provocarlo?”, añadió.

Putin negó en la entrevista que hubiese persecución contra la comunidad gay en Rusia, a pesar de recientes reportes de una “purga gay” en la república rusa de Chechenia.

En los videos de promoción del documental, titulado The Putin Interviews (“Las entrevistas con Putin”), los realizadores aseguran que mantuvieron varios encuentros grabados con el líder ruso en los últimos dos años.

En las imágenes que ha adelantado el canal televisivo, aparece Putin conduciendo un automóvil con Stone de copiloto en una escena, en otra le muestra la opulenta sala de crisis de la sede de gobierno y en otra lo saluda vestido con un uniforme de hockey.

Según los productores del programa, se trata de un acceso poco usual a la vida del mandatario, quien gobierna Rusia desde 2012.

Stone, quien estrenó en 2009 un documental político sobre los líderes de izquierda que entonces gobernaban en América Latina, sostuvo conversaciones informales con el líder de Moscú, aunque le preguntó también sobre temas de geopolítica y sobre la asociación de su mandato con la campaña electoral de Donald Trump en Estados Unidos.