Policía de Londres cierra brevemente la Plaza de Trafalgar por objeto sospechoso

La política británica desalojó brevemente el jueves Trafalgar Square, en el centro de Londres, tras reportes del hallazgo de un objeto sospechoso en una calle cercana, pero dijo que el incidente se resolvió y que no consideraba que estuviera relacionado con el terrorismo.

La policía de Reino Unido está en alerta máxima mientras los votantes del país participan en las elecciones parlamentarias, luego de que el sábado tres atacantes mataran al menos a siete personas e hirieran a cerca de 50 al arrollar a peatones con una furgoneta en Londres.

La estación de trenes Charing Cross, ubicada cerca de Trafalgar Square, también fue cerrada como precaución antes de que se diera por cerrado el incidente.

Los dos principales candidatos a jefe de Gobierno, la actual primera ministra, la conservadora Theresa May, que convocó estos comicios de manera anticipada, y el líder del opositor Partido Laborista, Jeremy Corbyn, votarán en sus respectivos distritos durante la mañana.

En algunos de los colegios, que han sido habilitados mayoritariamente en centros comunitarios o escuelas del país, entre otros recintos, se dispusieron mayores medidas de seguridad, a raíz del atentado terrorista cometido el sábado en Londres, que dejó ocho muertos, informó este jueves la BBC.

Se espera que los primeros resultados de estos comicios se empiecen a conocer hacia la media noche.

En una encuesta elaborada por la firma Opinium, divulgada el miércoles por la citada cadena pública, el gobernante partido tory aventajaba a los laboristas con un 43% de los apoyos, frente al 36% de la formación liderada por el izquierdista Corbyn.

No obstante, otros sondeos publicados en los últimos días indicaron que la distancia entre los dos grandes partidos se acortó hasta casi el empate.

May convocó por sorpresa, el pasado 18 de abril, a elecciones generales anticipadas en este país, sin esperar a 2020, cuando los sondeos otorgaban a su partido una amplia ventaja.

La primera ministra explicó que decidió adelantar el calendario electoral a fin de que el Reino Unido pueda contar con un liderazgo estable de cara a las negociaciones sobre la salida del país de la Unión Europea (UE) o “Brexit”, opción votada en el histórico referendo del 23 de junio de 2016.

Según la dirigente conservadora, “la única manera de garantizar certeza y seguridad en los próximos años es con la convocatoria de unas elecciones”, pese a que anteriormente había descartado adelantar los comicios.

En el momento de la disolución del Parlamento en mayo, los “tories” tenían 330 escaños en una Cámara baja de 650, frente a los 229 del Partido Laborista, primer grupo de la oposición británica.

Pero May busca sumar más asientos que le ayuden a dar luz verde de forma más contundente a los proyectos de ley, especialmente a todo lo relacionado con el “Brexit”.

El Reino Unido tiene un sistema de mayoría simple en el que cada una de las circunscripciones es ganada por el candidato que consigue la mayoría de los votos y descarta al resto.