El presidente Donald Trump despide al director del FBI, James Comey, y desata una tormenta política en Estados Unidos

El anuncio sacudió a Washington DC. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, despidió este martes a James Comey, director del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés).

“Por la presente estás despedido y eres removido del cargo con efecto inmediato”, dice la carta de destitución firmada por Trump.

En ella el presidente explica que tomó la decisión por recomendación del fiscal general, Jeff Sessions, y del asistente del fiscal general, Rod Rosenstein.

“Si bien aprecio enormemente que me informaras, en tres ocasiones separadas, de que no estoy siendo investigado, de todos modos concuerdo con el Departamento de Justicia de que no eres capaz de liderar de forma efectiva al Buró (Federal de Investigaciones o FBI)”, agrega la carta.

Según se supo este martes, en sus recomendaciones el asistente del fiscal general, Rod Rosenstein, señalaba que en su opinión Comey no había manejado correctamente las investigaciones sobre los correos electrónicos de la candidata demócrata Hillary Clinton el año pasado.

Pero desde el Partido Demócrata aseguran que todo se trata de un encubrimiento y acusan a la Casa Blanca de querer interferir en la investigación que en la actualidad el FBI está llevando a cabo sobre los supuestos vínculos de la campaña de Trump con el gobierno de Rusia,

El caso Hillary Clinton
El despido de Comey se produce después de que se supiera que el ahora exdirector del FBI brindó información inexacta sobre la investigación que el FBI llevó a cabo sobre los correos electrónicos de Clinton durante una audiencia en el Congreso realizada la semana pasada.

La excandidata a la presidencia fue investigada por el FBI en 2016 por usar un servidor personal para almacenar miles de emails relacionados con su cargo de secretaria de Estado (2009-2013) durante la presidencia de Barack Obama.

Algunos analistas y la propia Clinton han señalado que la investigación del FBI sobre esos correos fue determinante para la victoria de Trump en las elecciones de noviembre.

La Casa Blanca dio a conocer el martes un informe del fiscal general adjunto, Rod Rosenstein, sobre el desempeño de Comey, en el que menciona varios aspectos en los que cree que Comey falló en esas pesquisas, entre ellos el anuncio precipitado en julio pasado del cierre de la investigación contra Clinton.

En la carta de despido firmada por Donald Trump hecha publica este martes se asegura: “Es fundamental que encontremos un nuevo liderazgo para el FBI que restablezca la confianza del público y la seguridad en su misión vital que es hacer cumplir con la ley”.

 

A su vez, según un comunicado de la secretaría de Prensa de la Casa Blanca, Trump afirmó: “El FBI es una de nuestras instituciones más queridas y respetadas, y hoy marcará un nuevo comienzo para nuestra joya de la corona en la aplicación de la ley”.