PRD PARA EL MEJOR POSTOR

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) está inmerso en su peor crisis desde que se tiene registro. En los últimos meses, ha sufrido una desbancada tremenda de prominentes militantes, nueve senadores han renunciado a su grupo parlamentario, reduciéndose de 22 a 13 el número de sus integrantes. El propio ex Coordinador, Miguel Barbosa, se ha pronunciado a favor de Andrés Manuel López Obrador.

Asimismo, el crecimiento del Peje y su partido Morena, amenazan seriamente con arrebatarles el bastión de la elección a Jefe de Gobierno de la Ciudad de México en el 2018 justo con dos ex militantes del PRD, Ricardo Monreal y Martí Batres.

En el Estado de México, Morena está jugando un papel importante dentro de las encuestas, algunas colocan a su candidata Delfina Gómez en primer lugar, otras en segundo. En cambio, el candidato del PRD a la gubernatura, Juan Zepeda, más bien parece un militante del PRI disfrazado de amarillo. Un candidato puesto “a modo” por el propio gobierno federal y los tricolores para abonarle el posible triunfo a Alfredo del Mazo  en las próximas elecciones en junio de este año.

El dúo dinámico conformado por la lideresa Alejandra Barrales y el actual Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, tampoco acaban de constituir una opción real para los electores de izquierda. Por un lado, Barrales no representa a ninguna de las tribus que componen el partido, mismas que por su lucha interna, lo han minado. Ella está ahí impuesta por Mancera para darle la candidatura de ese partido en el 2018, o más aún, venderlo al mejor postor, sea el PRI, el PAN o el propio Morena. Al final de cuentas las candidaturas y los partidos políticos también resultan ser un negocio rentable.

El propio Pablo Gómez, en julio del año pasado, escribió dentro de su carta de renuncia para representar al PRD ante el INE que el partido “ha venido perdiendo independencia política debido a los oscuros acuerdos que sus grupos internos hacen por su cuenta con políticos poderosos. Ese nefasto proceso ha conducido a un punto en que la presidencia del partido está ubicada fuera de éste. Espero hagan algo por eliminar ese fenómeno nocivo para el PRD, la izquierda y el país”.

Adicional, la ex líder de las sobrecargos está siendo fuertemente cuestionada por haber adquirido un departamento en Miami en Sunny Isles con un valor de más de un millón de dólares, a sabiendas que el sueldo que ha percibido en los últimos años como funcionaria pública claramente no le alcanza para comprarlo. En medio de esta crisis, el gobierno y el líder del PRI en el Senado, Emilio Gamboa Patrón, niegan que hayan filtrado la nota. Los malpensados dirán que quizá nada más fue un pequeño apretón de tuercas por parte de los propios tricolores para demostrar de qué lado masca la iguana, y así asegurar la cooperación del PRD en la elección del Estado de México, y por qué no para la elección Presidencial.

Por su parte, la aprobación de la gestión de Miguel Ángel Mancera cada día se ve más afectada. Según la última encuesta publicada por El Universal, el 61% de los encuestados reprueban la gestión del Jefe de Gobierno, siendo que el 84% considera que los problemas de la Ciudad lo han rebasado, mientras que sólo un 13% cree que los tiene bajo control.

Mancera continúa con sus aspiraciones presidenciales, a pesar de que no milita dentro del PRD, en ese partido muchos líderes lo ven como su candidato natural. En las encuestas rumbo a la presidencia ronda en un 8% de la votación, un número muy bajo para alcanzar la titularidad del Poder Ejecutivo.

Habrá que medir de nuevo los sondeos, ahora que levantaron la mano los gobernadores Silvano Aureoles y Graco Ramírez, y ver si el PRD crece en porcentaje. No olvidemos también que sin la ayuda del PRI y del Gobierno Federal, Silvano no hubiera llegado a la gubernatura de Michoacán. Habrá que ver si sus amigos priistas no le piden que devuelva el favor de apoyo para las elecciones presidenciales del 2018.

Finalmente todo lo que suceda con el PRD de aquí a las elecciones del Estado de México y a las presidenciales serán un juego de poder entre los partidos. Por un lado, el Gobierno Federal tratará de impedir que ese partido se alíe con López Obrador. De ahí que el nombramiento del candidato del PRD a la Presidencia será importante, pues una mala elección, podría sumarle al tabasqueño entre 4 y 7 puntos a su candidatura. Sin embargo, un candidato a fin a los intereses de los tricolores, podría dar hasta la sorpresa de ir en alianza. Léase un Silvano Aureoles. Así que el PRD, con todo y su crisis que trae, se venderá al mejor postor.

 

 

Acerca de: Anabella Pezet

Anabella Pezet es una apasionada de la política desde hace más de 20 años. Astuta y divertida por esencia, encuentra un espacio para escribir sobre el contexto político nacional. Politóloga y abogada de profesión.

Ve todas mis publicaciones

Anabella Pezet

Anabella Pezet es una apasionada de la política desde hace más de 20 años. Astuta y divertida por esencia, encuentra un espacio para escribir sobre el contexto político nacional. Politóloga y abogada de profesión.

apezet tiene 21 publicaciones y contando.Ve todas las publicaciones de apezet