Se cocina nuevo modelo de procuración de justicia a nivel nacional

La semana pasada sostuve una entrevista con el Procurador General de la República (PGR), el Doctor Raúl Cervantes, me platicó del nuevo modelo de procuración de justicia que se está cocinando en la PGR. Apenas el pasado 26 de octubre, el Senado de la República ratificó como procurador a Cervantes. Éste prometió elaborar un diagnóstico de la institución y volver a la Cámara Alta a presentarlo. Así cumplió y ocurrió la semana anterior.

 

Cervantes presentó el documento titulado “Hacia un Nuevo Modelo de Procuración de Justicia. Diagnóstico y Plan de Trabajo”. Como bien señaló en su discurso ante los senadores, y ante el Presidente de la Conago, el Gobernador Graco Ramírez, el modelo de justicia en México se encuentra en una fase de consolidación. “No podría ser que donde vivas o en donde naciste te haga una diferencia de procurar justicia, que tu derecho al acceso a la justicia, que es un derecho humano, lo ejerzas diferente en el norte que en el sur o que en el centro”, puntualizó Cervantes.

Fuente: PGR

Recordemos que en la reforma de 2008 para crear el nuevo sistema de justicia penal en México, se facultó a las entidades federativas de la República para que legislaran sobre procedimientos penales, pero el problema es que cada estado determinó su propia visión, creando así un mosaico sumamente heterogéneo en cuanto a procuración de justicia. En 2014, el Congreso decidió legislar y quitarle esa facultad a los estados y se federalizó. De ahí nació el nuevo Código Nacional de Procedimientos Penales y 3 leyes federales, una de medios alternativos, una de ejecución de penas y otra con respecto a justicia para adolescentes.

 

“Si estas cuatro (leyes) las sumamos, hacen una integralidad de la procuración de justicia, tenemos que insistir y generar una cultura de entender que las nuevas herramientas en materia penal no son para encarcelar, que principalmente es para solucionar el conflicto y que se retorne la paz antes del conflicto, y que para lo cual se dieron elementos e instrumentos constitucionales y legales para medios alternativos, criterios de oportunidad, juicios abreviados, se manejó varias figuras que no han sido utilizadas al 100% y ahí se ve una ventana de oportunidad muy importante”, sentenció el Procurador.

 

Con las reformas aprobadas en el 2014, ahora la PGR tiene el enorme reto de rediseñarse internamente y buscar la homologación de los procesos y de las actuaciones, así como la uniformidad de sus estructuras en las 33 autoridades procuradoras de justicia. Este es el nuevo modelo que se está cocinando, y el profundo desafío que se ha trazado el Raúl Cervantes.

 

Se trata de diseñar un nuevo modelo que permita a la sociedad contar con una institución que atienda de manera pronta las demandas de justicia y reparación de los daños causados por los delitos, disminuyendo los tiempos de espera y atención.

 

De hecho, desde que Cervantes asumió la titularidad de la Procuraduría, hemos sido testigos de algunos hechos históricos, que difícilmente dentro del sistema penal anterior hubiéramos podido ver. El primero, la entrega por parte de la PGR al Gobierno de Veracruz, más de 172 millones de pesos que forman parte de los recursos desviados por el ex Gobernador Javier Duarte.

 

En otro hecho histórico y sin precedentes, esta semana, la PGR se disculpó en un acto público, por el error que cometieron en contra de las indígenas Alberta Alcántara Juan, Jacinta Francisco Marcial y Teresa González Cornelio, quienes fueron acusadas y detenidas injustamente del secuestro de seis agentes de la extinta Agencia Federal de Investigación (AFI) en 2006.

 

Ambos casos reflejan lo que el nuevo sistema de justicia privilegia que es la “reparación del daño”.

 

De igual forma, en este nuevo modelo de procuración de justicia lo que se busca es hacer mucho más eficaz y eficiente la investigación, el litigio de los casos; permitiendo que nunca más haya un auténtico inocente condenado, ni tampoco un auténtico culpable impune.

 

En el diseño de este nuevo modelo participan en diversas mesas de trabajo integrantes del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, el Centro de Investigación y Docencia Económicas, el Instituto Nacional de Ciencias Penales, y otras 14 universidades. Todos ellos coordinados por el Pleno de la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia.

 

Entre los temas a discutirse resaltan el diseño del nuevo sistema, su homologación, su financiamiento, la autonomía técnica y operativa de las instituciones de procuración de justicia, la transición al sistema de justicia oral, el servicio profesional de carrera, el direccionamiento de la investigación y procesamiento del delito, la educación y el cambio cultural.

 

A partir de la aprobación  de este nuevo método, lo que se busca es que todos los mexicanos tengamos las mismas leyes procesales y seamos juzgados de la misma forma en cualquier parte del país. Se busca tener homogeneidad, con los mismos estándares en todas las procuradurías del país. Se busca mejorar la investigación, sobre todo en aquellos delitos de alto impacto, como ocurrió en Ayotzinapa. No se trata de generar mayor impunidad, sino de tener una verdadera procuración de justicia.

 

Sin duda, una enorme y profunda tarea tiene Raúl Cervantes en sus manos, que de lograrla, estará realmente transformando una de las instituciones más importantes de este país como lo es la PGR. Enhorabuena que estas sí son buenas noticias.

 

 

 

 

 

 

 

Acerca de: Anabella Pezet

Anabella Pezet es una apasionada de la política desde hace más de 20 años. Astuta y divertida por esencia, encuentra un espacio para escribir sobre el contexto político nacional. Politóloga y abogada de profesión.

Ve todas mis publicaciones

Anabella Pezet

Anabella Pezet es una apasionada de la política desde hace más de 20 años. Astuta y divertida por esencia, encuentra un espacio para escribir sobre el contexto político nacional. Politóloga y abogada de profesión.

apezet tiene 20 publicaciones y contando.Ve todas las publicaciones de apezet