Que alguien le diga a Trump que la campaña ya terminó

Donald Trump no es tonto. Decir lo contrario sería negar la evidencia de que es un hombre con gran éxito en dos mundos opuestos, donde pocos han triunfado: la política y los negocios.

Su llegada a la Casa Blanca rompió todos los esquemas, e hizo que muchos nos preguntáramos cuánto había de brillante idea de marketing o cuánto de improvisación en todo lo que rodeó su campaña. ¿Es realmente Donald Trump como aparenta ser, o es así porque es lo que quiere su electorado que sea? Tras su primer mes en la Casa Blanca han saltado todas las alarmas, ante la certidumbre de que, posiblemente, estamos ante la evidencia de la post verdad: lo que vemos es lo que es.

En poco más de un mes Donald Trump ha ofendido a su servicios secretos, a la prensa, a todo México, China o Australia, a empresas como Google o Facebook, a los tribunales de su país, ha prohibido la entrada a millones de personas y se ha abrazado con Rusia. Difícil hacer más en menor tiempo.

“Nunca he estado tan nervioso sobre lo que pueda ocurrir en Washington. Si emerge una crisis, no sé si podrán responder de una forma racional”, ha alertado el demócrata Leon Panetta, antiguo secretario de Defensa y ex director de la CIA. Unos nervios que parecen compartidos por medio mundo, y más de la mitad de su país. Trump ganó las elecciones con 2’8 millones de votos menos que su contrincante, Hillary Clinton. Hoy, su desaprobación no deja de subir: según Public Policy Polling, ha subido del 44% al 53%.

Está claro que Donald Trump se sigue dirigiendo a su electorado: una mayoría blanca, obrera y masculina. Pero alguien debe decirle cuanto antes que ahora es el Presidente de los Estados Unidos de América. Y que debe gobernar no solo para todo su país, si no para todo el mundo. Alguien dijo alguna vez aquello de que las campañas electorales se hacen con poesía, mientras gobernar se hace con prosa. Más nos vale que Trump deje la lírica para su futura campaña de reelección. Y que lo haga cuanto antes. Que alguien pueda decirle de una vez que la campaña electoral ya terminó. Y es hora de ponerse a gobernar.

Acerca de: Javier Sánchez González

Politólogo. Asesor de comunicación institucional y campañas electorales, con experiencia en México, España, Guatemala, Perú y República Dominicana.

Visita mi página web
Ve todas mis publicaciones

Javier Sánchez González

Politólogo. Asesor de comunicación institucional y campañas electorales, con experiencia en México, España, Guatemala, Perú y República Dominicana.

javisanchezglez tiene 6 publicaciones y contando.Ve todas las publicaciones de javisanchezglez