México no aceptará indocumentados de otros países, contesta Videgaray

México no permitirá que sean enviados al país inmigrantes de cualquier nacionalidad, señaló el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Luis Videgaray Caso, al salir de una reunión privada con la Junta de Coordinación Política (Jucopo) de la Cámara de Diputados.
Lo anterior luego que ayer se diera a conocer que el gobierno de Estados Unidos evalúa expulsar a México a los inmigrantes indocumentados de cualquier nacionalidad para que tramiten sus peticiones de asilo desde territorio mexicano, según señalamientos de altos funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

“No significa que esas personas sean deportadas a México, sino que lo que se le permite al Departamento de Seguridad Nacional es hacer que esa persona espere en México. Han atravesado México, así que tienen permiso de alguna forma para llegar hasta EU”, dijo en una llamada con la prensa un alto funcionario del DHS, quien pidió el anonimato.
En conferencia de prensa al término de la reunión con la Jucopo, el Cancillier también señaló que el Gobierno mexicano exigirá a Estados Unidos que acredite la nacionalidad de los migrantes deportados.

Asimismo, anunció que hasta el momento no está previsto un encuentro entre el presidente de México, Enrique Peña Nieto, y su homólogo estadounidense Donald Trump.

Durante la reunión de tres horas en el Palacio Legislativo de San Lázaro, se rechazóla eventual deportación a territorio mexicano de indocumentados de diversos países y se acordó que de ninguna manera se aceptará esa medida, dio a conocer el vicecoordinador del PRD, Jesús Zambrano Grijalva.

Asimismo, se expuso la posibilidad de que Videgaray Caso comparezca ante la Comisión de Relaciones Exteriores o en el Pleno de la Cámara de Diputados y se reconoció la necesidad de que los legisladores acompañen al Ejecutivo en la toma de decisiones para definir una política exterior de Estado.

Más temprano, durante la firma del acuerdo entre México y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, el Canciller señaló que el gobierno de México no aceptará disposiciones que de manera unilateral un gobierno le quiera imponer al otro, “no lo vamos a aceptar porque no tenemos por qué hacerlo, no es del interés de México”.