Partidocracia Voraz

Hace un año fuimos testigos de que el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, después de un estrepitoso fracaso en las elecciones de 2015, reviviera una reforma política que ya nadie traía en el radar.

Lo hizo de la mano con el PAN y el Ejecutivo Federal con un objetivo perverso: recuperar los espacios perdidos en la Capital. Esa ha sido la lógica de la reforma para ellos, a contracorriente de lo que la gente en la ciudad ha preferido en los últimos 19 años: votar por la izquierda. Los partidos del Pacto, sólo quieren administrar entonces los espacios de poder del nuevo andamiaje burocrático por construirse, y que de otra forma difícilmente obtendrían.

Lo anterior también implica que el gobernante de la nueva entidad federativa entrega y reparte la Ciudad al PRI y al PAN. Ya no es el Pacto por México, tan dañino para el país. Ahora es el Pacto por la Ciudad de México, tan lejano y poco claro para los capitalinos.

Con este propósito, formalizaron unas reglas del juego que cerraron el paso a las fuerzas políticas minoritarias, y por supuesto a la ciudadanía, en la conformación de la Asamblea Constituyente. Los ciudadanos no son tontos y por ello, desdeñaron la elección. Sólo el 28% votó aquella tarde del pasado 5 de junio. Representa muy poco la voluntad de la gente común y corriente.

A pesar de que Morena obtuvo la votación más alta en la elección, no es la formación política con más escaños en la Constituyente. El diseño para la integración de la Asamblea a los partidos del Pacto les dio el resultado que esperaban.

El PRI, insignificante en la votación, sumando los constituyentes designados por el Presidente de la República y por las dos Cámaras podría obtener 2 Presidencias y 5 Secretarías en las Comisiones de la Asamblea. Si se unen con ellos los que le corresponden a Nueva Alianza, Encuentro Social y el Verde, estarían cerca de lograr el poder de veto en las decisiones de esta soberanía.

El PRD y Acción Nacional están también en la lista de los partidos con mayor número de constituyentes sólo gracias al método empleado para la integración de la Constituyente. Morena, con sus 22 constituyentes electos, tampoco se puede decir que legítimamente represente el mandato ciudadano de las mayorías ante una votación tan poco copiosa e ignorada. En suma, ningún partido por si sólo tiene un tercio de los asientos de la Asamblea.

Así, arribamos a la primera encomienda de la Constituyente, que fue redactar el reglamento para su gobierno interior. Primera prueba para conocer los ánimos, las actitudes y la ruta de los diputados.

En el grupo redactor de este documento, los partidos pequeños impulsaron que las grupos parlamentarios se pudieran formar con cuando menos tres legisladores, y así respetar la representación popular hacia ellos.

En el mismo sentido propusieron que el número de Comisiones no fuera tan amplio para que todas las formaciones políticas pudieran participar en ellas, y que la Mesa Directiva tuviera un tamaño razonable para que la mayoría pudiera ser incluida.

A pesar de la renuencia de los partidos más grandes, afortunadamente se dieron estos avances. Sin embargo, los primeros reflejos de las fuerzas del Pacto por la Ciudad de México aparecieron rapaces durante las primeras votaciones en el Pleno.

Ahí, en la Casona de Xicoténcatl, apareció una propuesta para que la sociedad civil organizada condujera los mecanismos de Parlamento Abierto en la Constituyente y así asegurar sus principios y mejores prácticas internacionales. Esta propuesta fue rechazada por el PRD, con el evidente dictado del PRI y el silencio patente del PAN. Morena tampoco apoyó. Como también pudimos ver, la Mesa Directiva quedó acaparada por los partidotes. Para todos los chicos, sólo hubo una Secretaría.

Ojalá que la codicia y voracidad de la partidocracia no sea la sombra que acompañe a la Constituyente. Cerrar las puertas a la ciudadanía no sólo es un error de cálculo y una falta de respeto, sino también es un desacierto para el futuro de la Ciudad.

Acerca de: Irak López Davila

Irak es representante electo del Comité Ciudadano del Centro Histórico. Fue candidato a Diputado Local por el DF y es miembro del Comité Directivo Nacional del Movimiento Progresista. Director fundador de PUNTOGOB, despacho de consultoría en e-Government y en innovación gubernamental. Fue Coordinador General de Modernización Administrativa del GDF. Es Licenciado en Economía (ITESM) con estudios de Maestría en Políticas Públicas (ITAM). Cursó diplomado en Dirección Estratégica de Instituciones Públicas de la Universidad de California, Berkeley -Goldman School of Public Policy- y diplomado en Gobierno Electrónico impartido por la Korea Agency for Digital Opportunity and Promotion –KADO- en Seul, Corea del Sur.

Ve todas mis publicaciones

Irak López Davila

Irak es representante electo del Comité Ciudadano del Centro Histórico. Fue candidato a Diputado Local por el DF y es miembro del Comité Directivo Nacional del Movimiento Progresista. Director fundador de PUNTOGOB, despacho de consultoría en e-Government y en innovación gubernamental. Fue Coordinador General de Modernización Administrativa del GDF. Es Licenciado en Economía (ITESM) con estudios de Maestría en Políticas Públicas (ITAM). Cursó diplomado en Dirección Estratégica de Instituciones Públicas de la Universidad de California, Berkeley -Goldman School of Public Policy- y diplomado en Gobierno Electrónico impartido por la Korea Agency for Digital Opportunity and Promotion –KADO- en Seul, Corea del Sur.

irakld tiene 5 publicaciones y contando.Ve todas las publicaciones de irakld