El ABC para entender al próximo gobierno español

Tras dos elecciones, más de 300 días de gobierno en funciones y dos procesos de investidura fallidos, España tendrá este 29 de octubre un nuevo Gobierno del Partido Popular y Mariano Rajoy. Un Gobierno que nace débil, sin mayoría parlamentaria, y gracias a los errores de sus contrarios más que a los aciertos propios. Pero ya sabemos que no cometer errores en política es una virtud que puede llevarte a los mayores éxitos. Rajoy volverá a ser Presidente con la abstención del principal partido de la oposición, hasta ahora, y su principal rival en las urnas los últimos 30 años: el Partido Socialista Obrero Español.

En el proceso han hecho falta varios meses de presión asfixiante en los medios de comunicación, amenazar con otra repetición de elecciones el día de Navidad, un “golpe de Estado” dentro del Partido Socialista, que queda prácticamente roto, y matar (políticamente hablando) al que era Secretario General de los socialistas, Pedro Sánchez. Casi nada. El PSOE se ha hecho un harakiri, dando un gobierno a su máximo rival y quedando por el camino roto, por dentro y por fuera, abriendo una sangría de voto socialista que desemboca, irremediablemente, en el partido morado de Pablo Iglesias.

Mariano Rajoy se ha convertido en el Frank Underwood hispano: alguien capaz de tener secuestrado un país entero con tal de salirse con la suya, acabando por el camino con todo lo que haga falta: el partido en la oposición, sus rivales internos, o la democracia. Maquiavelo reencarnado en un gallego con barba y aficionado a fumar puros.

Decíamos que nace un Gobierno débil, que tendrá que hablar con el resto de fuerzas del Parlamento para sacar adelante cada Ley, y que según muchas apuestas no debe durar mucho. Posiblemente será el último gobierno de un Mariano Rajoy al que ya se da por amortizado.

El sistema de partidos español queda en estado de “cerrado por derribo” que cantaba Sabina y en las próximos elecciones el panorama puede ser desolador para el Partido Socialista. Podemos se convierte en la única oposición real al gobierno de Rajoy, y esto debe servirle para ser en las próximas elecciones la única alternativa a la derecha. Exactamente igual que lo que pasó en Grecia con PASOK y Syriza. La historia se repite, y las tragedias griegas siempre acaban volviendo a la actualidad. Cuando un partido deja de ser alternativa a su rival, deja de existir como partido. Y eso parece que le va a pasar al PSOE.

Mariano Rajoy pasará a la historia como el hombre que nunca hizo nada: solo estar en el momento oportuno, en el lugar indicado, y saber esperar. Decía León Tolstoi que los dos guerreros más poderosos son la paciencia y el tiempo. O como dice aquel viejo proverbio oriental “Siéntate en la puerta de tu casa a esperar, y verás el cadáver de tu vecino pasar.” Rajoy es una especie de maestro zen castizo, experto en ser presidente a pesar de todo y cueste lo que cueste.

La historia de España de los últimos 5 años se estudiará en un capítulo aparte en los libros de historia, y también en los manuales de ciencia política. Difícil que pasen tantas cosas en tan poco tiempo.

Mientras tanto, España seguirá haciendo real aquella frase de Lenin: “hay décadas en las que no pasa nada, y semanas en las que pasan décadas.”

Acerca de: Javier Sánchez González

Politólogo. Asesor de comunicación institucional y campañas electorales, con experiencia en México, España, Guatemala, Perú y República Dominicana.

Visita mi página web
Ve todas mis publicaciones

Javier Sánchez González

Politólogo. Asesor de comunicación institucional y campañas electorales, con experiencia en México, España, Guatemala, Perú y República Dominicana.

javisanchezglez tiene 6 publicaciones y contando.Ve todas las publicaciones de javisanchezglez