La virtud política de saber esperar

Las prisas, dice el refrán, no son buenas consejeras. Y en política, menos aún que en la vida.

En los años que llevo trabajando en política he visto con demasiada frecuencia cómo uno de los grandes errores que se cometen, tanto en la gestión de lo individual como de lo colectivo, es el exceso de prisa por llegar.

He visto multitud de políticos jóvenes, y no tan jóvenes, que han terminado su carrera política por lanzarse antes de tiempo a una piscina donde nadie los esperaba.

Saber gestionar estas ansiedades es clave para mantenerse en el ejercicio del poder, de una u otra forma. Precipitarse es caer. Y la virtud de saber cuándo es tu momento, es el que define que tengas más o menos futuro.

Seguro que todos conocemos casos de políticos que por postularse antes de tiempo, por enseñar sus cartas en el momento inoportuno, vieron truncadas sus posibilidades. La política suele ser como una partida de póker: no gana el que más arriesga, gana el que mejor maneja sus cartas. Y aunque lo sabemos, y lo hemos visto muchas veces, el error se sigue cometiendo. Una y otra vez. Cargos que apuestan por algo sin que nadie apueste por ellos. Y el error. Y la caída.

Saber esperar se ha convertido en una virtud política por encima de todas. Y esto no sirve solo para los retos u objetivos individuales, si no también para los colectivos. Da la sensación de que en los tiempos que corren, donde todo va cada vez más deprisa, la gestión del tiempo es algo que no todo el mundo tiene.

Saber controlar a los medios de comunicación y redes sociales, así como las expectativas que estos generan, empieza a diferenciar a políticos expertos de los que no lo son. No dar declaraciones inmediatamente, aguantar y no tuitear al momento, y dejar que las cosas se enfríen.

Marcar los tiempos antes de que ellos te los marquen a ti. Ser tú quien maneje a los medios, y no que ellos te marquen la agenda. Quien logra esto, quien es capaz de manejar los tiempos, será el político con la virtud necesaria para los tiempos que corren.

Acerca de: Javier Sánchez González

Politólogo. Asesor de comunicación institucional y campañas electorales, con experiencia en México, España, Guatemala, Perú y República Dominicana.

Visita mi página web
Ve todas mis publicaciones

Javier Sánchez González

Politólogo. Asesor de comunicación institucional y campañas electorales, con experiencia en México, España, Guatemala, Perú y República Dominicana.

javisanchezglez tiene 6 publicaciones y contando.Ve todas las publicaciones de javisanchezglez