Tumbar puntos a Gali, objetivo del debate en Puebla

El debate organizado por el Instituto Electoral del Estado de Puebla estuvo marcado por los señalamientos de la mayoría de los aspirantes hacia el candidato del PAN a la gubernatura, Antonio Gali Fayad.

Los cinco abanderados al gobierno del estado se presentaron a debatir sus propuestas: Antonio Gali Fayad, abanderado de la coalición Sigamos Adelante, integrada por el PAN, PT y Nueva Alianza; Blanca Alcalá Ruiz, de la coalición PRI, PVEM y PES; Ana Teresa Aranda Orozco, candidata independiente; Roxana Luna Porquillo, del PRD, y el candidato de Morena, Abraham Quiroz.

Gali Fayad fue cuestionado en numerosas ocasiones por los cuatro aspirantes de oposición, quienes señalaron que Puebla ocupa el cuarto nivel nacional en pobreza, puesto que el gobierno del panista Rafael Moreno Valle ha privilegiado “obras faraónicas” en la capital poblana, más que atender los problemas sociales.

En contraste, el panista ofreció continuidad a los programas del actual gobierno y pidió no volver atrás con gobiernos del PRI, ya que, aseguró, detrás de la candidata del PRI, Blanca Alcalá, se encuentra el ex gobernador Mario Marín Torres, y mostró una fotografía de ambos.

En el encuentro entre candidatos llevado a cabo en el Complejo Cultural Universitario de la Universidad Autónoma de Puebla (UAP) la noche del jueves, el candidato del PAN ofreció a los poblanos atención a las zonas más necesitadas y puso como ejemplo los resultados logrados cuando fue presidente municipal de la capital.

También el panista cuestionó a Blanca Alcalá Ruiz sobre su declaración patrimonial y aludió a que, como alcaldesa de la capital se hizo de recursos, 45 casas y una gasolinera.

En respuesta a los señalamientos de Gali, la priísta sostuvo que ella es una política independiente y que no tiene padrinos y reviró al panista sobre su casa de tipo residencial.

Alcalá Ruiz criticó al gobierno de Rafael Moreno Valle por la construcción del Museo Internacional Barroco y propuso que Casa Puebla sea convertida en un Centro de Innovación Tecnológica.

Por su parte, la candidata del PRD, Roxana Luna Porquillo, cuestionó que los gobiernos panistas y priístas han generado más pobreza y se comprometió a no gastar en la imagen del gobierno del estado para destinar los recursos en la apertura de nuevas escuelas y hospitales; también prometió implementar el programa Médico en Casa.

El candidato de Morena, Abraham Quiroz, sostuvo que la realidad de Puebla no cambiará si continúan gobernando los mismos partidos políticos, por lo que aseguró que su gobierno será honesto, responsable y que combata la corrupción.

La abanderada ciudadana, Ana Teresa Aranda, reconoció que renunció a Acción Nacional puesto que no encontró las vías de participación, además recalcó que para lograr la candidatura independiente, tuvo que sortear 12 juicios de protección de derechos.

La ex panista acusó a Antonio Gali Fayad de ser quien busca cubrir de impunidad al actual mandatario, quien, dijo, busca la presidencia de la República con recursos públicos.

Ofreció que en su gobierno no habrá sumisión en los distintos poderes, puesto que buscará tener un Congreso de contrapesos para el mejor funcionamiento de la administración estatal.